Psico360
Nulidad matrimonial

Nulidad Matrimonial Eclesiástica

Las causas por las que pueden ser susceptibles de nulidad matrimonial eclesiástica son las siguientes:

1. Por no ser de diferentes sexos.

2. Consanguinidad familiar de línea directa de 1º grado.

3. Incapacitado psicológicamente de consentimiento matrimonial (carecer uso de razón y capacidad de autonomía y de autogobierno disponiendo las capacidades cognitivas y volitivas sustancialmente mermadas.

4. Por inmadurez afectiva.

Se considera nulidad matrimonial en el que existe una causa que pueda limitar la libertad psicológica en el momento de otorgar el consentimiento matrimonial.

Tal circunstancia puede constar o no de que estaba afectado de tal grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio (lo que en términos técnicos se contempla como "la indisolubilidad del matrimonio", circunstancia de la cual protege la figura del Defensor del Vínculo, sacerdote que ejerce la defensa del matrimonio religioso).

En cualquiera de los casos, la existencia de causas psicopatológicas de trastornos que puedan condicionar el error a invalidad el matrimonio, puede dar lugar a la nulidad de éste con todos sus efectos considerándose que se ha visto "afectado el consentimiento en el momento de contraer matrimonio".

Tal circunstancia es contemplada como sensiblemente problemática en cuanto a esclarecer el consentimiento o calibre voluntad del sujeto, considerándose como acto de discreción de juicio el "no saber con quien se casa".

Así mismo, también puede existir la posibilidad de la dificultad en el sujeto a conocer, asumir o cumplir las obligaciones esenciales del matrimonio como causa posible de nulidad del mismo.

Icono de Twitter Icono de Linkdn Icono de Youtube